Los primeros soldados estadounidenses se retiraron del norte de Siria después del anuncio del presidente Donald Trump hace más de diez días, informó esta tarde la publicación Yeni Safak, con sede en Turquía.

“Aproximadamente 50 soldados estadounidenses en camiones y vehículos tipo Hummer han abandonado Siria y se han trasladado a Iraq”, afirmó la publicación turca.

Según el informe, las tropas estadounidenses retiraron los suministros de sus almacenes y se fueron a Iraq a través de la ciudad de Al Malkiyah, en la provincia de Al Hasakah.

Ni la coalición ni las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) o las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), lideradas por los kurdos, han corroborado estas afirmaciones de los medios turcos.

Previamente, algunos medios han señalado que la retirada estadounidense podría llevar de “uno a tres meses”.

Se calcula que más de 2.000 soldados estadounidenses se hallan en suelo sirio de forma ilegal, sin el permiso del gobierno sirio ni del Consejo de Seguridad de la ONU.