Una fuente militar anunció que las baterías de defensa antiaérea del ejército sirio respondieron a una agresión israelí con misiles disparados por aviones de combate sionistas desde el espacio aéreo libanés.

Según informó la fuente, se logró derribar la mayoría de los misiles antes de alcanzar sus objetivos, y los daños de la agresión se limitaron a un depósito de municiones y tres soldados heridos.

En una flagrante violación al Derecho Internacional, Israel bombardea frecuentemente el territorio sirio con el fin de apoyar a los grupos terroristas y debilitar las capacidades del ejército sirio.