El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los grupos terroristas bombardearon desde sus posiciones en Idleb los barrios residenciales de Khaldieh, Calle Nilo y Jameyit Zahraa en la ciudad de Alepo, con proyectiles que contienen gases tóxicos, lo que causó 107 casos de asfixia entre la población civil.

“Los grupos terroristas atacaron los barrios residenciales de Alepo con proyectiles que contenían gases tóxicos, lo que provocó casos de asfixia entre los civiles que fueron ingresados en los hospitales Razi y el universitario”, dijo el comandante de la Policía de Alepo, el mayor general Issam al-Shali, dijo en una declaración a la prensa.

Por su parte, el Gobernador de Alepo, Hussein Diab, comentó durante su recorrido por los hospitales para estar al tanto del proceso de tratamiento a los heridos, que “este ataque terrorista confirma una vez más la posesión de gases tóxicos por parte de los terroristas, e instó a la comunidad internacional para que asuma sus responsabilidades hacia los civiles, especialmente los niños, los ancianos y las mujeres.

“Es probable que el gas utilizado por los grupos terroristas sea gas cloro de acuerdo con los síntomas de los heridos”, informó el director de salud de Alepo, Ziad Haj Taha.

Fuentes médicas habían informado que 107 civiles con casos de asfixia fueron ingresados en los hospitales, algunos de los cuales necesitaron cuidados intensivos.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz del ministerio de Defensa ruso, el mayor general Ígor Konashénkov indicó que “especialistas químicos rusos de las unidades de radiación, protección química y biológica desplegadas en Siria, llegaron con equipos especiales al lugar del ataque”.

Konashénkov añadió que según informaciones recibidas por el Centro de Coordinación de Rusia en la base de Hemeimem, disparos de mortero de 120 mm fueron lanzados desde el poblado de Brekeyat, ocupado por terroristas del “Ejército de Liberación del Levante”, una facción terrorista armada apoyada por Turquía.

Asimismo, el alto cargo militar ruso sostuvo que “la parte rusa tiene la intención de discutir este suceso con Turquía, garante del cumplimiento de la zona desmilitarizada en Idleb”.